TESTIMONIOS PROGRAMA DE DESARROLLO DIRIGENCIAL

El Programa Desarrollo de la Dirigencia Empresarial me permitió descubrir un país que era desconocido para mí. Conocer a los diferentes actores críticos de la sociedad, conocer diferentes puntos de vista y perspectivas , conocer la realidad indígena y la realidad empresarial del interior y conocer a un grupo maravilloso de personas. El programa amplió mi horizonte de conocimiento y aumentó mi anhelo de ser un servidor público para construir un Paraguay mejor.

 

STEPHAN RASMUSSEN - DENDE VI

Feliz de que llegue cada fecha de cada módulo porque me entregaba a un momento de aprendizaje y reflexión que me transformó gracias a la información de altísima calidad e importancia y a un grupo muy diverso que aportó una enorme riqueza.

 

PATRICIA DOS SANTOS - DENDE VIII

El curso de Dende me ha permitido ampliar y profundizar mi conocimiento sobre el país y la sociedad en donde tengo el propósito de contribuir como ciudadano y en especial desde mi rol de emprendedor.

 

VICTOR GONZALEZ ACOSTA - DENDE I

El curso en Dende permitió compartir con personas de diferentes ámbitos de nuestra sociedad y mirar de manera más amplia a nuestro país con sus potencialidades,

desafíos y oportunidades para impulsar el desarrollo con una visión

y esfuerzos compartidos en un marco de respeto mutuo.

 

HÉCTOR CRISTALDO - DENDE I

Una inolvidable experiencia de sabiduría, debate, apertura de mente y por sobre todas las cosas amistad duradera e invaluable entre compañeros de tan diferentes sectores, edades y géneros pero todos con las ganas de aprender y hacer de este país el paraíso que puede y debe ser. Gracias por la gran oportunidad de aprender sobre temas más allá de lo empresarial común, sino por darnos esa visión más grande de lo que también mueve al país.

 

CRISTINA KRESS - DENDE X

Al principio me hizo dudar tener que dedicarle tres días enteros al mes , pero justamente allí radica buena parte de la fortaleza de este programa. Nos obliga a cortar nuestra rutina y darnos un espacio para informarnos sobre temas de gran importancia y reflexionar sobre ellos con gente interesante, de diversos ámbitos y edades, unidas por la inquietud común de ser útiles al país más allá de nuestras respectivas actividades.

 

ARMANDO RIVAROLA - DENDE IX

Toda persona comprometida con el progreso y el bienestar del país debe estar actualizado e informado sobre los aspectos políticos, económicos y sociales del país y del mundo. DENDE es una escuela de formación de líderes , pero de líderes que quieren incidir positivamente en políticas públicas, en el desarrollo de la comunidad y en muchos otros ámbitos fuera de su entorno empresarial o profesional. A mi personalmente me ayudo a actualizarme en muchas materias que no los tenía empoderado. Y esa actualización me ayuda a tomar decisiones más acertadas cuando quiero incidir positivamente en mis ejes de influencia. Como egresado de DENDE, creo que estoy aportando mi granito de arena para engrandecer este querido país y eso es justamente el espíritu y la filosofía de esta organización.

 

GUSTAVO KOO - DENDE VII

Fui al curso del Dende motivado por el deseo de aprender sobre el funcionamiento del estado etc. Me encontré con un grupo maravilloso de personas, líderes que como yo tenían ganas de trabajar y/o aportar ideas para tener un país más serio y pujante donde sea más agradable vivir. Contagiado por el grupo y los excelentes capacitadores brotó en mi una esperanza en que podemos tener y dejar a nuestros hijos un país mejor. Aprendí que debemos involucrarnos y que existen muchas personas que tienen el deseo de hacerlo. Dende es una red de contactos para que todas esas personas que aman su país, se conozcan y compartan. Gracias por hacerme partícipe de tan bella e importante experiencia.

 

ELZEAR SALEMMA - DENDE I

DENDE significó un paréntesis a nuestra rutina, un paréntesis a ser indiferentes ante la coyuntura, un paréntesis a vivir en nuestras islas productivas, un paréntesis limitado quizás en el tiempo… pero con un gran e ilimitado potencial transformador. Ilimitado porque todo depende de lo que nos animemos o no, a hacer en la vida. Este programa simboliza una incubadora de lo posible con infinitas oportunidades.

 

CECILIA RODRÍGUEZ ALCALÁ - DENDE IV